Los animales F2 nacen de madres F1 y un padre 100% Wagyu. Dejamos que la madre encalostre y amamante la cría hasta los 4 meses de edad y se complementa la alimentación con un pienso de primera edad y forraje de primera calidad producido en la propia explotación. Una vez desamamantados se les da de comer según las necesidades que requieren en cada etapa de su vida, hasta que a los dos años los machos pasan al engorde final. Las hembras pasan al engorde, una vez han parido y están en buenas condiciones, tanto ellas como la cría, esto es aproximadamente a los 24 meses y es cuando empieza la infiltración hasta los 30 meses de edad.

Al tener mas pureza Wagyú, son animales que tienen una mejor infiltración de grasa en la carne, ésta es más tierna, tiene una textura más suave y con más sabor. Por el contrario, son animales mas pequeños de tamaño.

Para tener un animal de segunda generación a punto de sacrificar se necesitan casi seis años, esto hace qué hacer una previsión sea difícil a tan largo plazo y además se dependa exclusivamente de las madres F1 que tengamos.

DSCF0439_1.jpg